La pasión compartida apasiona el doble.

Cuando tenía 15 años, iba a la tienda de discos de mi barrio continuamente. Un día, un chico que trabajaba en...

Ver más